El Globalismo 2050 un mundo desconocido

Las élites han decidido que la gran potencia del próximo siglo sea China. La seguirán de cerca India y Rusia y, si les dejan, Japón y Brasil. Estados Unidos y el resto de Occidente (Europa e Inglaterra) han sido atacados socialmente con tanta saña durante los últimos 50-60 años, que apenas nos quedan fuerzas para mantenernos en pie.

El Foro Económico que dirige el globalista de extrema izquierda Klaus Schwab se ha convertido en la cuna de CEOs, presidentes de fundaciones, artistas y políticos que buscan expandir la agenda 2030 y los ideales del Partido Comunista Chino (PCCh).

Envejecimiento de la población la dominación de la inmigración por el islam de la que solo China nos libraría.

Habrá un proceso inercial de unos 5-10 años, pero tened por seguro que vuestros hijos y vuestros nietos trabajarán para los chinos y, con toda seguridad, en condiciones muy diferentes y peores a las que hemos tenido otros durante las últimas décadas.

Hace apenas 25 años, China era el Tercer Mundo. Con mayúsculas. Su ejército era chatarra, no tenía autopistas, trenes de alta velocidad, ciudades con unas mínimas condiciones y su desarrollo tecnológico era nulo.

Hoy, su Armada tiene más buques de guerra que los Estados Unidos y, en unos cinco o siete años, dispondrá de, al menos, cuatro portaaviones Tipo 004, iguales o mejores que el USS Gerald Ford, el más moderno de la Armada norteamericana. Su Fuerza Aérea dispone de los cazas de quinta generación más poderosos del planeta, los J-20, copiados directamente del F-35 y el F-22. Sólo en los últimos cinco años han entrado en servicio más de 200 de estos aparatos.

En 1998, no había autopistas en China y hoy tienen 150.000 kilómetros. Muchas de ellas tienen hasta cuatro y seis carriles por sentido, la primera línea de alta velocidad la construyeron en 2008 y hoy, el trazado de alta velocidad chino supone el 75% de todas las vías de este tipo en el mundo. En el gigante asiático puedes ir en trenes que viajan a 400 km/h por hasta 40.000 kilómetros de este tipo de vías.

Por su parte, EE.UU no tiene ni un kilómetro de alta velocidad. Algunas de sus ciudades, como Shanghai o Shenzen, parecen sacadas del siglo XXII o XXIII. En comparación, San Francisco es un poblado chabolista. Eso, por no hablar de los millones de hectáreas de terreno cultivable que han adquirido, fundamentalmente, en África o los cientos de yacimientos de tierras raras que explotan a lo largo del globo. Son los tenedores de varios billones -de los españoles- de dólares de deuda pública americana y sus reservas de oro no paran de crecer.

En el año 2000 su economía era el 3% del PIB mundial. Hoy es el 18%. Y subiendo.

China a través de la ruta de la seda, el gran comercio mundial, los BRICS, además domina el mercado USA, Oriente Medio son dueños de los principales puertos marítimos del mundo incluido Haifa en Israel codo a codo con a la US NAVY, dominan el mercado marítimo y contenedores, controlan, Asía y África. ¿Estamos en economía de guerra mundial?

Mientras, Occidente se desangra con machismos, violencias de género, feminismos, ecologismo, abortos, Black Live Matters, Me Too, wokismo y una inmigración descontrolada que ya supone un cáncer de muy difícil solución en París, Bruselas, Londres, Barcelona o Estocolmo, por sólo citar 5 de las más importantes ciudades de Europa. Y si nos paramos a observar el deterioro al que han llevado los demócratas a urbes antaño pujantes como Detroit, Chicago o Boston te echas a llorar.

Y no, no puede ser casual que mientras China se ha ido haciendo con toda la producción industrial de Occidente, con unos costes laborales, justo es decirlo, muy por debajo de los europeos o de los americanos, y ha disparado su crecimiento económico hasta casi empatar con EE.UU., los propios americanos y europeos hayamos experimentado una permanente decadencia económica, pero sobre todo social y moral, sin precedentes en la Historia.

La nueva realidad, China sigue siendo el mayor centro de producción del mundo. De hecho, ha pasado de ser la sexta a la segunda economía mundial, con un PIB que se ha multiplicado por 14 hasta alcanzar casi 17 billones de dólares y representa casi un tercio del comercio mundial. Aunque cada vez más empresas están adoptando la estrategia China+1, no lo están sustituyendo como principal centro de producción, sino que están creando nuevas capacidades y diversificándose hacia otras regiones. Así, el país superó a EE UU como líder mundial en atracción de inversión extranjera directa en 2020. A pesar de los cambios en las cadenas de suministro, las empresas internacionales siguen expandiendo sus negocios en China, ya que el país representa un tercio del mercado global de productos químicos, y su mercado de maquinaria puede llegar a ser tan grande como el de EEUU, Europa y Japón juntos. Asimismo, China ha ido ascendiendo en la cadena de valor de la fabricación y fomentando las industrias orientadas a la innovación. La producción de valor añadido del sector manufacturero en 2021 aumentó un 10% interanual hasta alcanzar los 5 billones de dólares, lo que representa el 27% del PIB del país.

Y claro, habrá guerra. Porque cuando los americanos se vean completamente desbordados – ya se están viendo en la tesitura- y en caída libre, tratarán de aferrarse a lo que tengan para no ser descabalgados de la posición dominante que han ocupado durante casi cien años. La escalada actual con el envió de tanques a Ucrania es sumamente peligrosa, ahora también aviones y Europa blanco cercano de los misiles de Rusia. Si los tanques rusos entran en Kiev la III GM se podría dar por comenzada según el ministro defensa italiano  Guido Crosetto

Negocio redondo. Europa envía Leopards a Ucrania. Los rusos los machacan y se ven las imágenes. Queda claro que es mejor comprar tanques americanos que alemanes. El complejo militar industrial aplaude hasta con las orejas la estupidez y el servilismo de los políticos europeos. Tampoco quiero entrar en detalles de la idoneidad de unos tanques u otros en cualquier caso su mantenimiento es carísimo y ninguno está a salvo de un acertado disparo del contrincante su inutilización es fácil.

Independientemente de como termine esta confrontación de guerra en Europa y las demás de Oriente Medio y Asía, el globalismo modificará sus planes como o viene haciendo desde el 1920 pero no lo abandonará y lo claro es que la humanidad sufrirá una transformación de valores.

La compañía de ciberseguridad Karpersky ha puesto en marcha para añadir y analizar las principales predicciones para el futuro de las próximas décadas. Y además de todo ellos añadir la IA y todo lo que ello supone como ya escribí en este blog. En 13/12/2019 escribí El Hombre 3.0 el Hombre inmortal.

El funcionamiento de las civilizaciones humanas estará prácticamente automatizado y coordinado por medio de la inteligencia artificial. Los vehículos del futuro serían totalmente programables y dirigidos de forma electromagnética e inteligente. Ya no haría falta trabajar en las cajas de los supermercados o en las cadenas de montaje de las grandes industrias: los robots y las maquinarias inteligentes harán todo el trabajo.

La adaptación al tiempo de las generaciones en este siglo será bien distinta a lo que podemos conocer de nuestros bisabuelos y abuelos dado que las tecnologías han avanzado considerablemente que en algunos casos hasta nos cuesta adaptarnos, un ejemplo millones de personas a partir de los 65 años tienen dificultad para adaptarse a las redes o el simple manejo de los cajeros bancarios.

Alimentaos bien, haced ejercicio y estad preparados.

Anuncio publicitario

4 comentarios

  1. Imresionante todo ello. Como dice al final el articulo.. !! Alimentaros bien, hacer ejercicio, y estad preparados..!!

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.