Diez años después del discurso de Putin, que marcó el comienzo de un mundo multipolar. «EE.UU. llegó demasiado lejos»

El discurso que el presidente ruso Vladímir Putin dio en febrero de 2007, en la Conferencia de Seguridad de Múnich marcó un hito en la historia moderna.

Muchos consideraron esa famosa intervención como un momento de inflexión “profética” en las relaciones entre Rusia y Occidente. Aquel día, Putin expresó su postura sobre los puntos clave de la política mundial, criticó duramente el modelo del mundo unipolar, la política exterior de EE.UU., el uso injustificado de la fuerza contra otros países y la expansión de la OTAN hacia la frontera rusa.

Los acontecimientos posteriores en Georgia; el golpe de Estado en Ucrania, financiado por Occidente, OTAN y EE.UU; y el deseo de arrastrar a ambos países a la Alianza Atlántica a toda costa llevaron a nuevos conflictos y a una profunda crisis en la seguridad global. Los múltiples intentos de Moscú de negociar las reglas del juego fueron en vano.

Para finales de 2021, Kiev concentró en las fronteras de la República Popular de Donetsk y la República Popular de Lugansk a 150.000 militares muy bien preparados y armados. Los datos de inteligencia indicaban que ese despliegue no tenía fines defensivos, sino que se trataba de planes para un ataque a gran escala en Donbass y Crimea. «Los estadounidenses llegaron demasiado lejos». No descarto que Ucrania estuviese dispuesta a desarrollar armas de destrucción masiva en un futuro, así lo valoro Andréi Sushentsov, del Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú.

Washington, la OTAN, la Unión Europea, el Reino Unido y otros países, condenaron el operativo militar ruso, impusieron una serie de sanciones contra Moscú y prometieron ayudar a Kiev durante «todo el tiempo que sea necesario» para asegurar la derrota de Rusia. «Estamos en guerra contra todo un bloque de países en el territorio de Ucrania que usa el Ejército ucraniano como un ejército colonial.

El exagente de inteligencia estadounidense John Chris Kiriakou sostiene que el conflicto en territorio ucraniano es una «guerra subsidiaria» de EE.UU. contra Rusia. Además, manifiesta que Washington «necesita estar en guerra», porque de lo contrario su «economía entraría en recesión» (y ya lo está). Cuando vemos esas enormes sumas que se envían a Ucrania: 40.000 millones de dólares, 13.000 millones de dólares. No están firmándole un cheque a Kiev y regalándole ese dinero. Casi nada de ese dinero llegará en efectivo a Ucrania, sino a las empresas de defensa estadounidenses por la venta de armas.

El exsecretario de Estado de EE.UU. Henry Kissinger considera que su país se encuentra al borde de una guerra con Moscú y Pekín por razones de las que Washington es coautor.

Ahora se puede pensar según estas declaraciones que van a separar y enfrentar (a Rusia y China). Lo único que se puede hacer es no acelerar las tensiones y crear opciones, y para eso hay que tener algún propósito, agregó el ex alto funcionario, argumentando que Estados Unidos debería buscar un «equilibrio» con los dos países.

En cuanto al conflicto entre Moscú y Kiev, Kissinger, de 99 años, expresó que Occidente debería haberse tomado en serio las preocupaciones de seguridad del Kremlin, y tachó de «error» que «la OTAN le indicara a Ucrania que eventualmente podría unirse a la alianza».

En mayo, durante su discurso en el marco del Foro Económico Mundial en Davos (Suiza), Kissinger destacó la importancia de que Moscú y Kiev volvieran a la mesa de negociaciones en los siguientes dos meses para evitar que la crisis se agravara aún más. Para conseguirlo, el político admitió que Ucrania tendrá que ceder parte de sus territorios a Rusia.

El exsecretario de Estado de EE.UU., Henry Kissinger, opinó este lunes que una mayor instigación del conflicto en Ucrania podría convertirse en una guerra contra Rusia que amenazaría el equilibrio de poderes en Europa.

«Si la guerra continúa tras este punto, ya no se trataría de la libertad de Ucrania sino una nueva guerra contra la propia Rusia», enfatizó el exdiplomático.

Kissinger recordó que Rusia ha sido una de las partes importantes de Europa durante los últimos 400 años y un garante de equilibrio en la región. En este sentido, sugirió que Occidente debe tener en cuenta su relación a largo plazo con Rusia y evitar que Moscú pacte una alianza permanente con Pekín.

No obstante, también opinó que la situación actual hace prácticamente imposible que Ucrania se convierta en un país neutral hacia Rusia. Kissinger recordó que hace ocho años, cuando surgió la idea de que Kiev podría unirse a la OTAN, señaló en un artículo que «el resultado ideal de la crisis sería si Ucrania pudiera permanecer como un estado de tipo neutral, un puente entre Rusia y Europa».

Esta oportunidad ahora no existe, pero todavía puede ser concebida como un objetivo final.

Por estas declaraciones, Kissinger fue incluido en la lista negra del portal Mirotvórets, un sitio web radical ucraniano que tildó al político de «cómplice de crímenes de las autoridades rusas contra Ucrania y sus ciudadanos», ya que desde el web consideran que participó en la operación especial de información de Rusia contra Ucrania.

Los EE.UU. y la OTAN sí pueden contribuir a la solución de la actual crisis, pero deben renunciar a algunos de los puntos clave de su política respecto a Kiev. En primer lugar, deberían entrar en razón y dejar de suministrar armas y municiones a Kiev. El pueblo ucraniano no necesita misiles antiaéreos Stinger y misiles antitanques Javelin, sino la resolución de los problemas humanitarios urgentes. Con Trump no estaríamos en este punto, ni habría comenzado esta guerra sin razón.

Putin advierte a Macron sobre los riesgos de una catástrofe nuclear, los ataques de los militares ucranianos contra la central nuclear de Zaporozhie crean el «peligro de una catástrofe global» que puede conducir a la contaminación por radiación de vastos territorios, advirtió el presidente de Rusia, Vladímir Putin, durante una conversación telefónica con su homólogo francés Emmanuel Macron.

Ucrania tiene suerte de que Biden «sea presidente de EE.UU. en este momento».

La OTAN está preparada para intervenir si se amenaza la estabilidad en Kosovo, según declaró el secretario general del organismo, Jens Stoltenberg, durante una rueda de prensa conjunta celebrada este pasado miércoles en la sede de la Alianza Atlántica, situada en Bruselas. Toma ya.

Las élites globalistas occidentales están tratando de echar la culpa de sus propios fracasos a Rusia y China, no importa cuánto intenten aferrarse a él los beneficiarios del modelo globalista, el actual sistema ya está condenado. La era del orden mundial unipolar está llegando a su fin. ¿O serán capaces de crear un holocausto nuclear.?

Y mientras todo esto sucede el reparto de mundo y se oculta a la ciudadanía mundial, la sumisión vasallaje de los gobiernos europeos hace que crezcan la penurias de los ciudadanos, ellos no sufren las consecuencias de sus actos.

5 comentarios

  1. Nada justifica una guerra donde unas personas se las permite secuestrar, torturar, violar, robar y matar a otras personas durante un tiempo y en un lugar determinado.
    Decir «no a la guerra» no basta, hay que hacer propuestas para que no hayan guerras, pero parece que las propuestas no interesan… las vidas de las personas no interesan, solo interesa el gran negocio de las armas.
    Decálogo de defensa de un país neutral y pacífico:
    1.- El país mantendrá una posición neutral ante los conflictos exteriores.
    2.- El país nunca enviará ni dispondrá de ejercito fuera del territorio del país.
    3.- El país nunca admitirá la instalación de una base militar de un país extranjero.
    4.- El país nunca podrá comprar armas de países extranjeros.
    5.- El país sólo fabricarán armas que permitan defenderse de las posibles agresiones de otros países.
    6.- El país nunca podrá vender armas a países extranjeros.
    7.- El país abolirá la tortura y la pena de muerte en toda circunstancia.
    8.- El país fomentará la paz, eliminando la historia y la religión en la educación.
    9.- El país prohibirá la financiación de los productores de material de guerra.
    10.- En una declaración de guerra los soldados podrán negarse a obedecer ordenes y usar las armas fuera de su país.
    https://futureu.europa.eu/processes/ValuesRights/f/12/proposals/265519

    Le gusta a 1 persona

  2. Amigo Ramón desde Caín y Abel no se caracteriza precisamente esta civilización por la humanidad y la concordancia, si no por la envidia y materialismo.
    Para darse tu pensamiento la humanidad tendría que volver a nacer.
    Si no hubiera ejércitos ni armas querría decir que la humanidad ha evolucionado en el bien ni seríamos envidiosos ni materialistas ni desearíamos los bienes del prójimo.
    Un abrazo Ramón

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.