Qatar ¿golpe de estado?

trump

En las distintas informaciones aparecidas en distintos medios a fines y alternativos desde el pasado día 5 de mayo y lo curioso del caso los países que se han puesto de frente acusando a Qatar de financiar grupos ultra terroristas, son los mismos que precisamente han creado “a los demonios” principalmente, USA, UK, Francia, Arabia Saudí, Israel.

Cierto que Qatar también ha financiado grupos terroristas pero no menos que los demás, Trump es su máximo exponente, Bahréin, Arabia Saudí, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Libia, Yemen y las Islas Maldivas rompieron relaciones diplomáticas con Catar y anunciaron la suspensión de las comunicaciones terrestres, marítimas y aéreas con este emirato, bajo el pretexto de que es necesario protegerse del peligro que representa “el terrorismo y el extremismo”, impulsados por Qatar. ¡Y eso lo ha declarado Arabia Saudí, el principal impulsor y financiador mundial del terrorismo islamista!

Qatar ha financiado la mayoría de movimientos islamistas, incluidos los Talibanes. Nadie puede negarlo, porque es verdad…¡pero eso es exactamente lo que ha hecho durante décadas y con mucho más poder, la propia Arabia Saudita, siendo su principal impulsor!

Según ha declarado a RIA Novosti Elena Supónina,  asesora del director del Instituto Ruso de Estudios Estratégicos, la ruptura de las relaciones diplomáticas con Qatar por parte de varios países árabes es culpa del presidente estadounidense, Donald Trump, y en concreto, de su retórica contra Irán.

Recordemos como empezó el asunto. El conflicto entre Qatar y sus vecinos se desató después de que la agencia de noticias catarí QNA difundiera unas supuestas declaraciones del emir de Qatar Tamim bin Hamad Thani , en las que se mostraba a favor de normalizar las relaciones con Irán.

En su discurso afirmaba que: “Sería insensato tener relaciones tensas con Irán, que es una potencia fuerte y un garante de estabilidad en la región. Irán tiene peso político no solo en la región, sino en todo el mundo islámico así que no debemos ignorarlo”.

De acuerdo con la experta, Qatar “no estaba de acuerdo con la línea dura adoptada por los sauditas”, la cual consideraba “muy peligrosa”, y esto “causó descontento en Riad”.

En este sentido, la analista recuerda la reciente cumbre en la capital saudita, en la que Donald Trump, invitado del evento, “estaba ocupado con su retórica belicosa contra Irán”, sin darse cuenta de que con sus declaraciones aumentaba aún más la brecha “no solo entre Irán, por un lado, y los árabes, por el otro”, sino también dentro del mundo árabe, causando una división entre las monarquías anteriormente unificadas del Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo.

¿Es ese el problema o la excusa? JP Morgan, Morgan Stanley, y HSBC Holdings Plc (Rothschild), apadrinan la mayor conjunción petrolera sionista apoyada por los fondos ahora del ahora Jay Rockefeller (Exxon-Mobile), en la constituída ARAMCO, radicada en Arabia Saudí, que eclipsa a QATAR PETROLEUM. petróleo ficticia creada para permitir la inflación que vamos a ver en Europa y los EEUU, cuando todas estas grandes Corporaciones tienen presencia en todos estos países y los países occidentales.

Con ARAMCO y el debilitamiento de los precios del crudo, JP Morgan, Morgan Stanley, y Rothschild podrían tumbar el crecimiento de los EEUU lo que significaría la caída de Donald Trump en la presidencia, que había prometido hacer de América la América del pasado del crecimiento y empleo. Lo que le justificará para demandar el aumento de endeudamiento que solicitó al Congreso. La Deuda Nacional está ahora en $19.918 trillion. 

A bombo y platillo Trump anuncio en su reciente visita a los emiratos árabes la venta de armas parece ser una ‘noticia falsa inventada por los implicados. Bruce Riedel, de la Institución Brookings (un centro de investigación estadounidense sin ánimo de lucro), basa esa conclusión en las investigaciones que ha hecho para aclarar el asunto.

Riedel asegura que, según los contactos que ha mantenido con personas implicadas en negocios de defensa, no hay ningún contrato valorado en 110 mil millones de dólares entre Washington y Riad para ventas de armas a los saudíes, (y servicios para reforzar la capacidad del reino saudí en la región) sino un montón de cartas de interés o intención.

De acuerdo con el autor del informe, muchos de estos documentos son ofertas en las que la industria de la defensa cree que los saudíes podrían estar interesados algún día. Hasta ahora, nada ha sido notificado al Senado de EE.UU. para su revisión.

Lo que en realidad hicieron los saudíes y la Administración de Trump es un paquete teórico de la lista de deseos de Arabia Saudí de posibles acuerdos futuros, y lo describen falsamente como un acuerdo de venta cerrado.

Así pues, según concluye Bruce Riedel, el presunto acuerdo cerrado entre Washington y Riad para venta de armas, es una noticia falsa impulsada por la Casa Blanca, con la aprobación del régimen saudí.

Y aun así, los números no cuadran. Es una noticia falsa. El investigador recuerda además que es poco probable que los saudíes puedan pagar un acuerdo de 110 mil millones de dólares estadounidenses, dados los problemas financieros a los que se enfrentan por los bajos precios del petróleo y el alto costo de su agresión a Yemen desde hace más de dos años, que ha causado la muerte de más de 12.000 personas.

Como confirmación ante estas sospechas, el Departamento de Defensa de EE.UU. acaba de aprobar dos grandes contratos militares con Arabia Saudí, con un monto que supera los 1400 millones de dólares y los ha puesto en consideración del congreso, sosteniendo que aún no es un acuerdo cerrado. Cabe preguntarse si, en caso de que se hubieran cerrado en firme esos contratos por 110 mil millones, ahora haría falta presentar un posible contrato por 1400 millones, puesto que lo lógico sería concluir que estaría incluido en el anterior, en el caso de que hubiera sido realmente firmado.

Es indudable que la lucha entre sunnis y chiis  nunca ha desaparecido del todo desde el origen de los tiempos la revalidad existe y el como se han repartido la influencia La pasada ejecucion en Arabia Saudita, y en especial la del clérigo Nimr Baqer al Nimr, junto con la airada reacción de Irán, reavivaron tensiones existentes hace unos 1.400 años. Aquí, las claves para entender un conflicto que juega un rol importante en la geopolítica mundial.

El Islam se divide en dos ramas, la chiíta y la sunita. Tras la muerte del profeta Mahoma en el año 632, se planteó el problema de la sucesión. Un grupo -los sunitas-, siguió a los primeros califas posteriores a Mahoma, mientras que el otro -los chiítas- sostuvo que se debía continuar con la línea familiar del profeta, es decir, su yerno Alí.

Esta división ha tenido implicaciones políticas y sociales en el Medio Oriente. Mientras que los sunitas representan el 90% de los musulmanes e imperan en la mayoría de los países de la región, los chiítas son una minoría con 100 millones de adeptos.

El único gobierno musulmán chiíta es el de Irán, sin contar el régimen alauí de Siria, que es una secta dentro del chiísmo.

El poder visto desde Riad, ese delicado juego de equilibrios en el que se ha embarcado Doha cuestiona su liderazgo tanto en el mundo musulmán suní como, más concretamente, en el Golfo. Y por eso ya en marzo de 2014 el régimen saudí, junto con Bahréin y Emiratos Árabes Unidos, forzó la retirada de sus embajadores de Doha durante un periodo de diez meses. La razón fundamental más allá del sarcasmo que supone que Riad acuse oficialmente a alguien de apoyar el extremismo y el terrorismo fue la misma que ahora ha determinado la ruptura de relaciones diplomáticas, el cierre de la frontera y las conexiones aéreas: Irán. Envalentonado tras la reciente visita de Donald Trump, por verse señalado como el aliado principal de la zona, la monarquía saudí se siente en condiciones de reclamar nuevamente el papel de líder regional frente a un enemigo que también Washington ve como la encarnación del mal.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s